hermanas: la justicia no nos ampara. ya sospechábamos que era una institución podrida («no-me-consta») y machirula, pero con esto no me queda la menor duda.

a ver con qué argumento mantenemos desde los servicios sociales y desde las cafeterías el discursito de que la solución está en la denuncia. se me cae la cara de vergüenza y desconfianza. porque un título de trabajadora social no es una vacuna para no haber sido o ser víctima de violencia machista. porque todxs hemos crecido en la misma mierda, con los mismos cuenticos.
y porque el factor de riesgo para sufrir violencia de género es ser mujer.
verdad que cuesta creer esto último?

a ver: nos violan, nos pegan, nos acosan, nos ningunean, nos insultan, nos dictaminan sentencias de mierda, nos matan POR SER MUJERES. no por otra cosa. punto.

9 años de cárcel es una mierda pinchada en un palo. pero no por esos fulanoides ( niñosbien, por otra parte ) si no por el referente que crea en las víctimas de agresiones supuestamente menos chungas. a saber: “ si a la manada le cayeron 9 años, pues denunciando a mi novio que “sólo” me ha dado un empujón lo mismo me toca hasta pagar las costas ”.

punto de inflexión. al menos, en mi caso.

daba miedo, sus señorías, supongo, sentenciar que esto fue una violación como un campano.

en qué lugar como personas, ante sus propios entornos e historias de vida, señorías, les dejaba aceptar y decir públicamente esto. con el poderío que tienen ustedes. qué cascada en sus vidas les vendría luego. reconocer que eso era una violación. qué se mueve. qué no pueden sostener personalmente, me pregunto.

y a otro nivel, haberlo sentenciado creaba jurisprudencia. y claro, no se nos vayan a venir arriba y cogerle el gustillo a contar que las pegan, las maltratadas: que denuncien, pero no mucho. veenga. nipatinipatmi. sólo ordenes de protecciòn para palizones de maridos borrachos en paro y con 7 partes de lesiones, donde no quepa meterlo por violencia doméstica ni con calzador. y en todo caso, la culpa volverá a la mujer, por no ratificar la denuncia y vuuelta la buurra al trigo. que ya hemos hecho mucho avance para las miembras hace 3 años, poniendo en una ley que lxs menores también son víctimas si ven al padre untar a la madre, y desde entonces mi pobre amigo del cole no ve a su hijo los fines de semana, cuando «sólo» pegaba a la zorra de su madre, al niño no le tocó nunca.

encima de putas, ponemos la cama ? or what ?
( lease con acidez )

así en bucle o a.paso.de.tortuga nos podemos pasar otras 30 o 40 reencarnaciones. mientras sigamos esperando que un tribunal entienda qué es un factor de género, las agresiones tienen lugar en nuestros cuerpos.

no tengo más ganas. ni más tiempo.
quiero la vida mía y esta piel para otras cosas.

paso ya más de entrar en acción-reacción.
de insultar a la manada y desearles los 7 males a ese tribunal.

de calentarme leyendo vuestros muros de facebook y apretar la mandíbula mientras. mepongomaladelosnervios. y no quiero elegir más eso.

ya está. ya fue.
lo suelto.

punto de inflexión.

me replanteo enterito el lugar que quiero ocupar en el feminismo.

no es que abandone
no es que no vaya a hacer

es otra cosa:

he crecido con miriam, toñi, dessiré, el violador del ascensor y patricia lebrato reinando en el imaginario.

estuve servida de miedo antes de la primera menstruación ya.
empachaíca desde el cole de saber quién tenía la sartén por el mango.

miriam, desiré y toñi ( siguen retumbando )

crecí esperando a que la policía o la justicia hicieran algo.
ahora, viene lo de la manada.

pero ya no soy una niña.

no me gasto más en pedirle peras al olmo.

no miro ya desde abajo, implorando que alguien con uniforme o toga me ponga a salvo. voy a poner mi esperanza y mi esfuerzo en otro lado.

no quiero la rabia atravesando mi cuerpo. no quiero voltear mis manos hacia ellos, como si fuera a caer algo de ahí.

me dejo sentir la tristeza y el desencanto: aceptar que nos han dejado tiradas con un detective privado, luego de engañarnos vilmente con el discursito de que la denuncia iba a terminar con todos los males.

yo me voy a morir antes de que nos defienda la justicia.
el feminismo va a tardar en llegar a los tribunales más de lo que me permite soñar mi esperanza de vida.

seré práctica.

quiero danzar con otras mientras hago mi parte de la revolución. voy a seguir apostando por buscarme las castañas con mis hermanas. como nos hemos defendido toda la vida. desde la cocina. la mari, la puri, la mamen. las amigas que vienen a desayunar -y se quedan a comer -cuando el exnovio maltratador viene a sacar sus cosas de tu casa. los círculos de mujeres. ir juntas al baño. dejarnos una llamada perdida cuando hemos llegado a casa si volvimos solas. las horas de teléfono y de portal. acompañarnos a la farmacia. de dejarnos 50 euros. sentarnos en el mismo banco del parque mientras lxs críxs juegan en los columpios. din-don avon llama. las ampas ( donde sólo ahora empiezan a ir los padres ). el puñaíco de sal y el palique mientras. las sillas en verano a la fresca.

yo creo que la salida es defendernos nosotras. cero expectativas sobre sentencias machunas. paso de esperar en balde y de poner la responsabilidad de mi cuidado fuera de mi y mis iguales. paso de más roles pasivos. de desear que la justicia machirula cambie. de delegarles. paso de alimentarles las pajillas y el ego peleándome. paso de desear que cambien.

me suena esto a cuando tienes un novio maltratador y le montas el pollo, ya desesperada, para que no te desprecie: es el mismo movimiento. albergar esperanza de cambio en alguien/algo que de entrada, no te considera una igual sino una histérica ( en el sentido freudiano despectivo, vaya ).

qué más da un novio machista o una institución machista.
encarnaciones del patriarcado ambas.

el giro es: YO TE CREO ( y quiero creer que con eso ha de bastar hasta que despierten y te empiecen a creer también ellos, si es que para entonces sigue haciendo falta: lo que está flojo, que se caiga )

claro que la justicia debería ser otra cosa más ciega y menos posicionada. claro que es un sistema público que pagamos también nosotras. claro que su función en UN MUNDO IDEAL no es escupir una sentencia de mierda pinchada en un palo. pero yo tampoco soy yasmin cantando en lo alto de una alfombra voladora.

así que voy a poner mi intenciòn y mi fuerza en otra cosa.

me bajo del burro y de la alfombra.

apuesto por la autodefensa feminista. por los círculos de mujeres como forma de empoderamiento radical. por facilitar terapia con perspectiva de género. por conducir espacios no mixtos de crecimiento personal y conciencia de lo que significa ser mujer aquí y ahora ( y qué queremos hacer colectivamente con ello ). por llevar la sororidad pegada al pecho. y los ojos abiertos. apuesto por el cuidado y el autocuidado como actos extremadamente políticos. apuesto por no callarme la boca cuando vea una agresión. por seguir lidiando 365 días al año con cuñadismo y mansplanning sin pasar ni una ( de las que perciba ). por estar al lado de cualquier mujer en riesgo y sacar los dientes. y las uñas. por amargar cenas, poniendo en los platos de postre buenas tomas de conciencia. por hacer pedagogía feminista los días en que sale el sol y mi gana. por deconstruirme a jirones, aunque escueza, para salir del hoyo y poder tender una mano y acompañar a otras.

me pongo al servicio de ese camino_

hago un llamado a todos los hombres que no vibran con los del tribunal para que por favor se visibilicen y manifiesten de forma pública. pido que se arremanguen a la labor, porque esto va con ellos también. no quiero resignarme a creer que si callan otorgan, que hay compadreo interior con la manada. por favor, chicos, ponedlo fácil para la confianza: sacad pecho, dad la cara.

no basta con no violar. decid explícitamente: yo te creo. toca dar un paso al frente. os quiero a mi lado, no más delante, pero tampoco detrás para hacer este cambio.

ana orantes fue un antes y un después para entender socialmente la violencia de género desde la pareja.

a ver si con la manada hacemos otra masa crítica para visibilizar la violencia de género desde las instituciones. porque esta sentencia ha sido otra suerte de violación.

y yo a un violador no le tiraría de la manga para que me respetara. mejor me voy con mis hermanas. con la esperanza de que los hermanos se nos vayan sumando más y más.

“donde no puedas amar, no te demores” decía la frida

Alma María_ Abril 2018

La imagen es una performance que hizo ANA MENDIETA, en respuesta a una violación que se produjo en el campus universitario donde estudiaba.

GuardarGuardar